lunes, 3 de noviembre de 2014

Cheesecake de calabaza II

Cheesecake de calabaza al estilo Nueva York

Me encanta el otoño porque hay calabazas para mis postres!!! ñammmmm y en este caso hice esta riquísima tarta de queso de calabaza, con crema agria por encima, yo la hice casera, pero también la pueden comprar, para hacer la crema agria deben poner en un bol 240 ml de nata 35% (fría) con 2 cucharaditas de zumo de limón, mezclar hasta que espese un poquito, luego agregar 2 cucharaditas de vinagre blanco y otra más de zumo de limón, batir hasta que monte un poco más, reservar, no batir demasiado porque luego le agregaremos azúcar y tendremos que lograr la textura de una crema montada, y no queremos que se corte. Para hacer este cheesecake hay que tener todos los ingredientes a temperatura ambiente, el queso también, así no se forman grumos cuando mezclemos. El puré de calabaza tenerlo preparado ya, las calabazas ideales para hacer el puré son las pequeñas, la butternut, la baby, etc. Para hacer el puré de calabaza lo mejor es en el horno, pelarla y cortarla en cuadrados, hornearla con un chorrito de aceite hasta que este blandita, luego al pasapures, si vemos que alguna esquina se quemó o está muy dorada la quitamos cortando esa parte con un cuchillo, la calabaza no la hervimos por que coje mucho agua, yo la hago en la olla GM 15 min menú horno, si vieran que el puré resultante está muy aguado, ponerlo en un cedazo y este cedazo sobre un bol para que vaya decantando el agua, cuando esté el puré sequito ya lo podemos usar. Para hacer la base de nuestro cheesecake vamos a usar las galletas Graham o las digestive, mezcladas con mantequilla y un poco de azúcar, ufff absolutamente delicioso. La textura suave del queso y la calabaza, con el sabor de las especias, una costra crujiente, y el toque de la crema agria, hacen de este cheesecake una combinación irresistible de sabores, sin más vamos al lío, les aseguro que les va a encantar!!!


Ingredientes:
Para la base:
  • 150 gr de galletas Digestiveo Graham trituradas
  • 15 gr de azúcar
  • 65 gr de mantequilla derretida
Para el relleno:
  • 145 gr de azúcar moreno (azúcar negra)
  • 1 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de jengibre molido
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada molida
  • 1/4 cucharadita de clavo de olor molido
  • 1 pizca de sal
  • 450 gr de queso tipo Philadelphia
  • 3 huevos L
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 240 gr de puré de calabaza
Para la cobertura:
  • 240 ml de crema agria
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 50 gr de azúcar
Precalentar el horno 175º, fuego arriba y abajo, enmantecar un molde, desmontable, de 20 cm de diámetro.



Para la costra:

Triturar las galletas

Agregar la mantequilla derretida y el azúcar, mezclar hasta integrar bien

colocar esta preparación en el fondo del molde alisar con la parte de atrás de una cuchara, llevar a horno 10 min, quitar del horno y reservar

Para el relleno

Mezclar en un bol el azúcar con las especias y la sal, reservar

En la batidora con pala, poner el queso y mezclar hasta que quede cremoso

Ir agregando el azúcar y revolver hasta integrar

Agregar los huevos de a uno, batir bien antes de echar el siguiente, bajar lo que se adhiera a las paredes del bol, no batir demasiado que no queremos que ente mucho aire

Agregar el puré y la esencia, batir hasta integrar

Verter la preparación sobre las galletas que teníamos en el molde

Y para cocinar, hay truco para que no quiebre la superficie de nuestro cheesecake, se puede cocinar a baño maría, pero yo no me fio en este caso porque el molde es desmontable y el mío tiene ya varias guerras pasadas, así que por los lados está un poco ahuecado y tengo miedo que se cuele el agua, si el cheesecake lo hacen en un molde de cristal, tipo Pyrex, genial, lo pueden hacer a baño maría, pero en este caso, puse la bandeja del horno con agua y la coloque en en primer nivel de abajo, esto hace que al cocinar el vapor suba y circula por nuestra tarta, ayudando a la cocción y a que no quiebre, cocinamos a 175º durante 30 min, luego bajamos la temperatura a 160º y cocinamos por otros 25 min, nuestra tarta estará lista cuando los lados estén un poco firmes pero el centro todavía se mueva un poco, no debe quedar duro sino más bien una textura floja como si fuera un flan o una mousse 

Así debe quedar, quitamos del horno, 

 y montamos nuestra crema agria con la esencia y el azúcar, la ponemos por encima del cheesecake de calabaza y lo llevamos al horno unos 8 a 10 minutos, retiramos del horno y dejamos templar sobre rejilla, luego llevamos a nevera unas 3 horas mínimo, para que todo quede bien firme, y ahora si a disfrutar de esta super deliciosa tarta de queso de calabaza!!!




1 comentario: